Iwayó

¿qué es un Iyawó en la santería? ¡Mira quiénes son!

Es normal iniciar en la santería preguntándose qué es un Iyawó. Es el iniciado en la regla de Osha, la Santería Cubana. El iyawó pasa por un periodo de un año y siete días, llamado iyaworaje, durante el cual debe someterse a estrictas reglas, entre ellas ir vestido de blanco impoluto.

🌿¿Qué es un Iyawó?

Si estás familiarizado con la santería cubana, posiblemente habrás visto alguna vez a una persona completamente vestida de blanco, con collares y manillas de Orishas y a la que todos se refieren solamente como iyawó.

Esta palabra es la que denomina a un recién iniciado en el sacerdocio a los orishas y es el paso más importante en la vida de un religioso.

Iyawó es un término sin género y se emplea indistintamente para hombres y mujeres. Estos iniciados deben regirse por un código de conducta y limitantes extremadamente serias que marcan como será en el futuro su relación con los Orishas.

Si el practicante fue correcto, cumplió los mandatos y reglas, puede esperar el mismo trato de los santos, si no, no.

Por cierto, durante este año de purgación todos los religiosos a su alrededor deben llamarlo “iyawó” y no usaran su nombre de pila.

🌴¿Qué significa iyawó?

De forma literal, iyawó significa iniciado. Es el modo en que se nombran a los sacerdotes de la regla Osha que acaban de asentar, coronar, su ángel de la guarda o santo protector.

Es decir, ellos realizaron la ceremonia de “hacerse santo” mediante la cual el Orisha tutelar pasa a la cabeza de su hijo y regirá su vida y acciones futuras.

¿Por qué penitencias y reglas estrictas? Pues porque durante 1 año y 7 días, el iyawó depura, deja atrás, toda su vida anterior al haber recibido a su santo.

Estas pruebas no solo lo alejan de cosas mundanas como la bebida, el cigarro, multitudes, fiestas y trasnochos, sino que establecen un respeto hacia los Orishas, respeto que estos devolverán en el futuro.

Este recién iniciado abandona la vida común y pasa a la vida religiosa. Su entrada es por la ceremonia de coronar santo, pero solo podrá ejercer sus nuevos poderes cuando acabe de transitar por el tiempo de iyaworaje.

¿Qué es un Iyawó?

¿Qué es el iyaworaje?

El iyaworaje es el año y los 7 días, estos últimos pueden variar un poco según el Orisha y alcanzar las 16 jornadas, durante los cuales el iyawó cumplirá el régimen de depuración.

En ese tiempo debe vestirse solo de blanco, no debe permitir que nadie que no sea su padrino toque su cabeza, debe realizar sacrificios, rogaciones y ebbós de gran importancia.

Casi todos los practicantes de la santería afrocubana consideran que esta etapa es el momento más difícil de la vida de un religioso.

A su vez, esta es tan complicada que luego la atención a los Orishas resulta más sencilla y natural para el nuevo santero.

Durante el iyaworaje nadie, a excepción del padrino, debe tocar la cabeza del iyawó.

Además, podemos señalar 2 momentos precisos en el iyaworaje.

El primero lo constituyen los 3 meses después de haber pasado la ceremonia de santo. Durante estos días las reglas son más fuertes y el cuidado que debe tener el iyawó es extremo.

Al terminar estos 3 meses, se realiza el “ebbó oshumeta”, también conocido como “ebbó en el río”, después de esto algunas reglas del iyaworaje se relajan un poco.

🔥Reglas que debe seguir el iyawó.

Existen una gran cantidad de reglas, normativas y mandatos que debe obedecer el iyawó. Algunos incluso pueden cambiar, suavizarse o recrudecerse, según la rama religiosa del practicante.

Es decir que algunos templos han cambiado un poco sus posturas, en especial en lo referente a vestirse de blanco en el trabajo, mientras otros son más ortodoxos.

No obstante, algunas de las reglas más estables son las siguientes:

Vestir de blanco todo el año. Solo se excusa a quienes por su trabajo deban llevar un uniforme o ropa determinada.

Debe tener su cabeza cubierta con un gorro sacerdotal y sombrero, además de llevar una sombrilla a toda hora. Nadie deberá tocársela.

Tiene que hacer el “ebbó oshumeta” a los 3 meses.

En los primeros meses, antes del “ebbó oshumeta”, debe vestir siempre camisas mangas largas si es hombre y faldas largas para la mujer. La ropa no podrá estar sucia ni rota. Mujeres y hombres tienen prohibido usar chanclas y otros calzados abiertos en la calle. Las primeras no pueden vestir escotes ni ropa muy ajustada, mucho menos licras. Los varones no pueden usar shorts (pantalones cortos) y deben llevar camiseta bajo la camisa o el pullover (camiseta de manga corta). Esta última prenda pueden vestirla solo después de los 3 meses. Ambos están obligados a usar un juego completo de ropa interior.

El iyawó debe comer en el suelo, sentado sobre una estera especial, durante los 3 meses mencionados. No podrá comer de pie y siempre lo hará con el mismo plato, vaso y cuchara de peltre que se le consagraron en la ceremonia de coronación. No usará ni cuchillo ni tenedor en todo el año.

No se peinará ni mirará en espejo alguno por 3 meses. Tampoco podrá tomarse fotos ni videos, ni usar maquillaje, sacarse las cejas, etc. A menos que sea muy necesario por causa del metabolismo, no deben usar desodorantes ni cremas. El perfume está completamente prohibido.

No salir de su casa antes de las 6 de la mañana ni regresar luego de las 6 de la tarde. Esto se suaviza luego de los 3 meses, pero la limitante solo llega a las 12 de la noche, hora en que el iyawó debe estar ya en su hogar. No puede recibir sereno ni mojarse con agua de lluvia. Debe estar bajo techo a las 12 del día y a las 12 de la noche.

No tomar bebidas alcohólicas, no fumar, no dar fiestas en su hogar ni participar en eventos de este tipo. Debe evitar las multitudes o grupos de personas, no hará colas ni permanecerá en las esquinas.

La santería cubana comanda al iyawó a bañarse 2 veces al día con agua tibia y jabón de poco o ningún olor, pero prohíbe los baños en playas, piscinas, ríos, lagos, etc.

No puede cruzar por encima de huecos ni saltarlos, tampoco entrar a lugares o casas oscuras.

¿Qué es un Iyawó?

Nunca más volver a vestirse de negro.

Este es solo un resumen de un gran apartado de reglamentos.

Lo común es que estas normas sean anotadas en una libreta y durante los primeros tiempos el Iyawó está acompañado de su madrina para aprender a seguirlas al pie de la letra.

La religión yoruba ve a los iyawó como niños a los que hay que cuidar y proteger, por lo cual serán muy queridos por sus mayores. Es común que se le hagan regalos y le den muchos consejos.

Aun así, un Iyawó no asistirá a ceremonias religiosas hasta no haber cumplido el año de depuración y no visitará solo los templos o casas de otros religiosos.

Lee también sobre ebos

🌿Novia de la Orisha

El primer día de su iniciación el nuevo Iyawó y sus orishas son dados a luz. Su orisha es puesta en sus cabezas y por lo tanto recibida internamente para que el Iyawó y su orisha estén inseparablemente unidos de por vida. En el segundo día, o el Día en el Medio el Iyawó se viste con las espléndidas sedas y saténes que sólo pueden insinuar la realeza que ahora está presente en el trono para recibir a los visitantes que han venido a disfrutar en presencia de la orisha y su nueva novia. Al tercer día, o Día del Itá, el nuevo Iyawó aprende lo que el futuro le depara. Uno a uno cada uno de los orishas que ha recibido les habla y les da su sabio consejo. El Iyawó pasa el resto de la semana en el trono de la orisha descansando y contemplando la nueva vida que acaba de comenzar.

Durante el resto del año el Iyawó permanece en un estado protegido como corresponde a la novia real de un dios o diosa. No deben permitir que nadie que no haya sido iniciado los toque o tome nada de sus manos. No pueden salir antes del mediodía o después de la oscuridad y sólo deben usar ropa del color blanco más puro. No pueden usar maquillaje ni ninguna joya excepto las pulseras y collares recibidos durante su iniciación y durante los primeros tres meses deben comer sentados en una estera que denota espacio sagrado en la religión. También son bebés en su nueva vida y por lo tanto no pueden comer con un cuchillo o tenedor durante el año o entrar en multitudes o en el mercado. No deben mirarse en un espejo ni hacer que les tomen una foto. Nada debe interferir con la comunión de los Iyawó con su orisha. Siempre debe ser llamado Iyawó y no por su antiguo nombre y, de hecho, cada vez que se les llama Iyawó se limpian y se separan un poco más de la vieja vida que abandonaron al iniciarse.

El Iyawó es mimado y balbuceado por los santeros con los que entran en contacto. También son vigilados con mucho cuidado, ya que los Iyawó deben ser protegidos a toda costa y no se les debe permitir violar sus tabúes sagrados. Los forasteros y aquellos que no han sido iniciados a menudo parecen un poco confundidos por ellos, ya que están pensando en los Iyawó como una persona en algún tipo de limbo entre ser una “persona normal” y ser un personaje santero y no el personaje sagrado que realmente son.

¿Qué es un Iyawó?

Durante el Yaworaje (pronunciado “ya-who-RA-hay”) o año el Iyawó sigue a su orisha como los dos se conocen íntimamente y por lo tanto forma la base para una vida ‘en Santo’ y los entendimientos que son tan innatos para el santero. Un entendimiento basado en una comunión sagrada que dura toda la vida.

Referencias:

https://ashepamicuba.com/10-reglas-de-vestuario-de-un-iyawo/

https://shango.es/ceremonias-de-shango/

Puedes ver más información en este vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *