Quantcast

Yewá en la santería ¡mira quién es!

Yewá en la santería es una de estas deidades. Según los yorubas, cada ser humano nace con un propósito pero diversas circunstancias lo alteran. Los Orishan tienen la misión de arreglarlo.

Yewá representa la soledad, la castidad fenemina, la virginidad, por tanto la contención de los sentimientos. Es la propietaria del cementerio, viviendo dentro de un féretro y rodeada de tumbas y muertos.

Índice de Contenido
  1. 🌿Características de Yewa
  2. 🌓Herramientas de yewá
  3. 💥Ofrendas a Yewá
  4. 🌿Hijos de Yewá
  5. 🌓Patakies de Yewá

🌿Características de Yewa

El origen de su nombre viene del Yorúbá Yewá, donde Yeyé es madre y Awá significa nuestra. Es muy venerada en las casas de Santiago de Cuba. Allí se entrega como Orisha tutela y sus vástagos gozan de un reconocido prestigio como adivinos y se mantienen en la más rígida austeridad.

En la Santería sincretiza con Nuestra Señora de los desamparados, celebrado el treinta de octubre, y también con la Virgen de Montserrate. El once y sus múltiplos es su número, su color el rosa. La forma de saludar es ¡Maferefún Yewá!

Yewá luce un vestido rosado. La saya ancha es anudada a la cintura con un cinturón del mismo material. Adorna su cabeza con una corona decorada con numerosos caracoles.

Una muñeca y una cesta son los objetos de poder de Yewá. No suele bailar. Su ademanes son sombríos, siendo tímida con los hombres debido a su estado de virginidad.

Yewá en la santería

Yewá  es hija de Obbatala y Oduduwa, sus hermanas son Obbá y Oyá, y es compañera de Babalu ayé, aunque con este último mantiene casta y pura.

🌓Herramientas de yewá

Su recipiente es una canasta de mimbre cubierta con telas rojas y rosas. Se coloca en una casita dentro de un cuarto interior, o bien en lo alto, pero lejos de Oshun.

Como atributos tiene una campana tipo ekón y otra más chica dentro, las dos de metal plateado o blanco; una muñeca; cauries; nácares; veintidós esqueletos de metal; nueve escudos triangulares; nueve angelitos plateados; un hueso de Eggun, un hueso de lechuza y una mano de caracoles. Sus elekes son confeccionados con cuentas rosadas.

💥Ofrendas a Yewá

Entre sus ofrendas está el pescado entomatado, pelotas de maní y gofio con pescado. Se le inmolan animales jóvenes, hembras y vírgenes, como chivitas, gallinas de guinea y palomas.

También te puede interesar  Oración a Oya Y Ofrendas PARA TODO MOMENTO

Yewá es una Orisha que respresenta la contención de los sentimientos, la soledad, la virginidad y esterilidad. Además está ligada con el culto a la muerte. Se le ofrenda pescado entomatado, gofio con pescado y pelotas de maní. Se le inmolan chivita o chiva chica, gallina de guinea y palomas. Los animales que se le inmolan deben ser jóvenes, hembras y vírgenes. Sus Ewe son los mismos de Oyá.

🌿Hijos de Yewá

Los hijos de Babalú Ayé prestan gran atención al bienestar físico, mental y espiritual de las personas que los rodean. Constantemente están tratando de entender, de aliviar, de ayudar a pesar del hecho de que comunicarse les cuesta mucho.

Están solos y complejos. Estas personas apoyan instintivamente a los enfermos, tanto por su dolor corporal como emocional. Buscarán las palabras correctas y reconfortantes.

Su culto proviene de Dahomey (Benin), donde fue nombrado Asojano. En la cultura Yorùbá, el nombre Babalú Ayé significa "Padre de la Tierra" mientras que en África es conocido por el nombre de Sampona o Sakpatá.

Según la tradición lukumi, es hijo de Naná Burukú, criado por Yemayá. Es el marido de Oyá y el amante de Yewá. Sus hermanos son Oshumaré e Irokó. Algunos estudios raros dicen que también es un medio hermano de Changó que fue quien lo trajo a la tierra.

orisha

Sus hijos también pueden ser descuidados, inflexibles, caprichosos, jugadores, charlatanes, argumentativos, imprudentes, moralmente elásticos, como el riesgo, los glotones, enojados, jactanciosos, egoístas, egoístas y envidiosos.

Lee también sobre Oshun

🌓Patakies de Yewá

En los primeros tiempos en que Ifá bajó a la tierra, el espíritu de egungún (el gran espíritu de Ifá, que es Inú, o telepatía) hizo una ceremonia de Ifá a Osaula y le dio el Tablero de Ifá a Shangó, con el fin de que marcara el signo que se leía con sus hojas de los árboles. Resultó que Shangó tenía hijos y siempre eran divertidos y mujeriegos. Un día, cuando todos los Awoses se reunían con Shangó, Shangó habló de las virtudes de las mujeres. Elegba habló de una mujer de Olofin. Olofin tenía en su jardín la flor más preciosa cuyos ojos sólo podían ser vistos por Olofin, con el fin de complacer su mirada. Shangó preguntó cómo se llamaba esa flor y dónde se podía encontrar.

También te puede interesar  Orishas menores en la santería

Elegba respondió que se llamaba Yewá y que estaba en el jardín de Olofin. Shango, vestido con su mejor ropa, se presentó en el jardín para mostrarlos a Yewá. Todas las flores lo besaron en la mano, excepto una hermosa flor aparte de las otras con la cabeza bajada, que miró sólo al suelo a su alrededor. Este era Yewá. Shangó, por las señales de Elegba, se dio cuenta de que era ella, y con todo lo que había comenzado a coquetear con ella, con todas las palabras halagadoras. En un momento de vacilación, Yewá levantó la mirada, pero la bajó sonrojando. En ese instante Shangó se sintió satisfecho por haber ganado lo reservado sólo para Olofin.

Yewá en la santería

Elegba, que se escondió cerca, fue inmediatamente a Olofin para contarle lo que sucedió. Olofin fue al jardín y se presentó ante Yewá. Cuando vio que no levantaba la mirada hacia la suya, le dijo: "Daugher, te puse en este lugar para embellecer mi punto de vista al ver tus ojos, pero me has engañado". Ella respondió: "Babá, no pude cumplir mi promesa y por lo tanto te ruego perdón, y para no mirar los ojos de ningún hombre, envíame a un lugar aparte donde pueda descansar". Olofin dijo: "Como los hijos de Ikú no tienen ojos (calaveras),tienen cuencas oculares vacías, te enviaré allí para que a partir de ahora vivas entre ellos. Allí gobernarás y gobernarás, y estarás allí para siempre."

Ashé a ashé bó. Ashé bimá. Toto Iban Eshu.

Desde entonces Yewá es la diosa de los muertos y de la muerte. Después de llevar a Yewá a su nuevo hogar, Olofin fue en busca de Shangó para saldar cuentas con él, ya que Shangó lo había llevado más allá del límite con el número de quejas sobre él. Olofin finalmente lo encontró en el Territorio Ekete Alafi y lo sentenció diciendo: "No te quitaré tu ashé porque no se lo quitamos a los pertenecientes a Olodumaré, pero suprimo tu uso del até (bandeja) de Ifá y nunca más lo usarás, y nunca más volverás a tirar las hojas, ni para ti ni para tu familia.

También te puede interesar  todo sobre Aggayu en la santería ¡mira quién es!

Olofin tomó la bandeja y se la dio a Osaula, que era otra orisha consagrada por Olodumaré en egungún con Ifá en la tierra, pero no estaba autorizado a dársela a nadie más. Pero Osaula, al ver la bandeja, se llenó de tentación y un día hizo Ifá a Amonso y Amoro bajo la aragba. Cuando Olofin se enteró, tomó la bandeja de Osaula y se la dio a Odudúwa. Odudúwa llevó a Amonso y Amoro al jardín del Doli Daara, y se las dio a Ogún, quien las sacrificó al pie de dos palmeras ikín-que llevan allí (por eso las mujeres no hacen Ifá).

Yewá

Finalmente, llegó Orunmila y Olofin le dio a Ifá Inú y a la bandeja, pero no con nada con lo que sacar un letrero. Alabase (coco) era todo lo que había para adivinar. Orunmila le dijo a Olofin que el coco no funcionaba y que había dos espíritus de Ifá que podían instruirlos en un mejor camino para que los Awóses lo adivinaran. Los ancianos recordaron a Amonso y Amoro, los hijos de Osuala, a quienes Ogún había sacrificado al pie de la palmera. Preguntaron si las semillas de la palmera funcionarían, ya que cuando los dos fueron sacrificados en la palma, los árboles estaban llenos de estas semillas. Eran más como coquitos (cocos diminutos) pero que nunca habían dado a luz. Y Orunmila preguntó a la aragba (con cocos), si estas semillas eran las que podían usar y la respuesta era de anteojos. Orunmila tomó dieciséis coquitos de cada árbol (16 de la palma de Amonso y 16 de la palma de Amoro), los consagró, y luego atefó, y salió Ogbetuanilara. Ordenó a todos los que habían dado a Ifá por Shangó que hicieran ebó para que no perdieran, y todo el mundo tenía que considerar a Orunmila como la nueva omofá del Territorio Yoruba.

Referencias:

https://ashepamicuba.com/yewa-santas/

https://ashepamicuba.com/yewa/

Puedes ver más información en este vídeo:

https://ashepamicuba.com/yewa/

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Yewá en la santería ¡mira quién es! puedes visitar la categoría OTROS.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir